• 809-689-7907, 809-682-4968 y 809-221-3503

Academia Dominicana de la Historia

Academia Dominicana de la Historia

Fuente: Peridico El Caribe
Fecha: 01/07/2017

 

Una institución cuyo objetivo es fomentar el estudio y conocimiento de la historia dominicana y sus actores

Ubicada en la sede de La Casa de las Academias, la Academia Dominicana de la Historia, es una institución fundada el 16 de agosto de 1931, que tiene como objetivo fomentar el estudio y conocimiento de la historia dominicana, sus actores y protagonistas. La junta directiva de la entidad, desde su fundación, ha contado con la participación de connotados intelectuales, amantes de la historia, en cuyo currículo se pone de manifiesto su vinculación con la vida académica. Cada tres años es elegida una directiva de cinco miembros y la persona que alcanza la presidencia no puede optar por la reelección. La junta directiva actual está compuesta por Mu-Kien Adriana Sang Ben, quien la preside, Adriano Miguel Tejada, vicepresidente, Amadeo Modesto Julián Cedano, secretario, Manuel Antonio García Arévalo, tesorero y José Del Castillo Pichardo, vocal, asumió las riendas de la entidad en el año 2016 y estará al frente de la misma hasta 2019.

Durante 43 años la academia estuvo operando en la Capilla de la Soledad que está al lado de la Iglesia de las Mercedes. Es en el año 1992 cuando se instala en la Casa de las Academias. Actualmente la directiva está realizando esfuerzos para que se les devuelva el antiguo local para la realización de actividades solemnes, pues necesitan desahogo físico, en especial para la biblioteca, pues el espacio destinado al salón de actos, en lo adelante pasará a formar parte de la biblioteca, además, con el tiempo el espacio se ha ido reduciendo. Ya realizaron la solicitud formal a la autoridad correspondiente.

Para los miembros de la directiva, pertenecer a la academia les permite poner sus conocimientos al servicio del público, pero también aprender de los conocimientos de los demás. Generalmente un miembro sustituye a uno que haya fallecido, pero esto no se aplicó para todos, pues en un momento ingresaron otros miembros cuando se decidió ampliar la cantidad de ellos. Es decir, los sillones están representados por letras por eso, cuando se completaron las letras del alfabeto se elevó el número de miembros de la entidad.

Un crecimiento indetenible

La academia comenzó su proceso de crecimiento, durante la gestión como presidente de Julio Genaro Campillo Pérez, la cual se consolidó con Roberto Cassá. La actual directiva realiza seminarios en distintos puntos del país. Hasta la fecha, se han realizado tres, uno en Moca, sobre Horacio Vásquez, otro en La Vega que trataba sobre El Ferrocarril y el sábado 10 de junio realizamos un seminario sobre el tabaco, en Santiago. Explicaron que actualmente están trabajando en la realización de un seminario sobre el azúcar, que tendrá lugar en San Pedro de Macorís. Las puertas de la entidad se han abierto para la realización de cursos para aquellos que desean aprender Historia y para historiadores. “Recientemente realizamos un curso sobre investigación histórica, que superó todas nuestras expectativas. Ahora tenemos programado unos nuevos cursos, como el de Historia del Arte, para el cual contaremos con la profesora Consuelo Naranjo”, explica la presidenta de la institución, Mu-Kien Sang Ben.

Para formar parte de la academia

Su estructura está conformada por miembros de número y miembros correspondientes y colaboradores y patrocinadores. Los miembros correspondientes son 42. Los miembros de número son los que constituyen la asamblea, son los que tienen derecho a elegir y ser elegido.La categoría principal es miembro de número, después miembro correspondiente, es una categoría secundaria, que le permite a la persona, convertirse en miembro de número. Es decir, que primero debe ser miembro correspondiente. Hay correspondientes nacionales y correspondientes extranjeros. Cada miembro llega por méritos, deben tener perfiles que lo acrediten como académicos de la historia. Son los mismos requisitos que se toman en cuenta para los miembros de número. Para ser colaborador debe ser una persona que ama la historia y manifiesta su disposición a estar cerca de la institución. Esas personas son nombradas por la Junta Directiva, por un periodo de tres años, renovables. Los miembros correspondientes y los de número son electos por la asamblea, cuando se producen vacantes. La selección es ad-vitam o por renuncia. Adriano Miguel Tejada, vicepresidente de la institución explica que “Los académicos del numero son escogidos por áreas de estudios históricos”.

El equipo de trabajo

En la parte administrativa labora el encargado de las actividades, personal de apoyo, una administradora, un editor de libros, la directiva y los miembros de número. Quienes integran la Junta Directiva son personas con múltiples ocupaciones, pero esto no impide que trabajen con entusiasmo y responsabilidad en favor de la academia. “Los miembros de la directiva nos reunimos una vez al mes, pero yo vengo una o dos veces a la semana. Los miércoles le dedico el día entero a la academia y los miembros asisten también a las conferencias que tenemos cada miércoles”, explica Sang Ben.

José Del Castillo Pichardo: “para mí es un honor haber sido seleccionado para formar parte de esta institución, primero como miembro correspondiente y luego como miembro de número. Mis expectativas son que esta sea una institución de servicio, más abierta, más conectada con la sociedad”.

Manuel García Arévalo: “Tratamos de divulgar la historia nacional de tal manera que sirva para esclarecer dudas en algunos casos y que la gente tenga un claro concepto del pasado dominicano”.

Mu-Kien Sang Ben: “La idea es que la academia siga siendo un ente vivo que genere interés a gente que no sea estudiante”.

Amadeo Modesto Julián Cedano: “Nos permite estudiar el pasado con la finalidad de reformar el presente e impedir que el futuro tenga la tendencia que podría tener si no se toman medidas pertinentes”.

Adriano Miguel Tejada: “Que la academia se convierta en un ente más vivo, más apegado a la cultura actual que es más digital que impresa, es uno de los pasos más importantes de la academia y de lo cual yo me siento muy orgulloso, de formar parte del equipo que está trabajando en eso”.

Sede de diferentes instituciones

La Casa de las Academias, donde convergen la Academia Dominicana de la Historia, la de Medicina y de la Lengua, era la casa familiar del presidente Ulises Heureaux (Lilís). Es una construcción del siglo XIX, donde además funcionó la Receptoría General de Aduanas, fue la primera sede del Banco Central y después operó una oficina de Rentas Internas y también el Monte de Piedad. Luego quedó abandonada y Patrimonio Monumental asumió la remodelación de la edificación.

El área física está compuesta por la biblioteca, el salón de actos y el área administrativa. La biblioteca, gracias a un proyecto que auspicia la Fundación Vicini, se está digitalizando y será puesta al servicio del público. El salón de actos es un salón multiusos, donde se realizan conferencias, sesiones solemnes y puesta en circulación de libros.

Tema
Durante 43 años, la academia estuvo operando en la Capilla de la Soledad que está al lado de la Iglesia de las Mercedes”.

About the author

academiahostoria administrator

Leave a Reply

X