• 809-689-7907, 809-682-4968, 809-687-0851.

Category Archivenoticias

Bernardo Vega presenta nuevo libro

Fuente: alMomento.net 7 de Octubre 2017

SANTO DOMINGO.- Fue puesto en circulación en los salones de la Academia Dominicana de la Historia el último trabajo del historiador Bernardo Vega titulado, Addendum: El gobierno de Kennedy y el de Bosch: un análisis más profundo.

La presentación del libro estuvo a cargo del escritor Tony Raful quien resaltó las cualidades de la obra historiografía de Vega, y calificó los documentos reseñados en el Addendum como una lectura apasionante e imprescindible para entender este periodo de la historia dominicana, y la coyuntura bajo la cual se gestó el golpe de Estado al gobierno de Juan Bosch el 25 de septiembre de 1963.

El grueso de los documentos que componen esta obra lo constituyen un material recientemente desclasificado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, se trata sobre todo, de la correspondencia entre la Legación Norteamericana en el país y el Departamento de Estado del mes de septiembre de 1963.

Este es el segundo trabajo realizado por el autor sobre el gobierno de Bosch, por lo mismo toma la forma de un addendum a su primer trabajo sobre el tema, el libro Kennedy y Bosch, publicado en 1993.

Contiene a decir Raful, algunos datos reveladores y fundamentales para reconstruir históricamente los acontecimientos que llevaron al derrocamiento del presidente Bosch, de esta manera Bernardo Vega aporta la más amplia información conocida sobre el primer gobierno constitucional dominicano después de la dictadura trujillista.

Se destaca de Addendum: El gobierno de Kennedy y el de Bosch, la exhaustiva cronología del día a día del mes de septiembre de 1963, para la cual el autor se valió, además de la documentación norteamericana, de las informaciones en la prensa local de la época sobre lo que ocurría en la República.

La Academia Dominicana de la Historia mantiene un amplio programa de actividades, el próximo sábado 7 celebrará su acostumbrado Seminario de Historia Local, en esta ocasión en San Pedro de Macorís, sobre los temas de azúcar y migración.

Ficha técnica:

Título: Addendum. El gobierno de Kennedy y el de Bosch: un análisis más profundo
Autor: Bernardo Vega
Editor: Fundación Cultural Dominicana
Año: 2017
Páginas: 91

Academia Dominicana de la Historia incorpora tecnología avanzada a su trabajo

Fuente: Acento.com.do – 14 de septiembre de 2017

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Este martes, 12 de septiembre, la Academia Dominicana de la Historia junto con el empresario Juan Bautista Vicini Lluberes presentaron el nuevo entorno tecnológico de la Institución, llevando así la Historia Dominicana al alcance de los académicos y sociedad en general. Favoreciendo a la democratización del conocimiento, a través de una plataforma digital que cuenta con una biblioteca virtual, y la versión digital del tomo I del Códice de la Historia General del Pueblo Dominicano. De esta forma, aportará al acceso abierto a fuentes de formación y educación, una de las tendencias más críticas para el aprendizaje e inserción de las futuras generaciones en la inminente era digital.

El proyecto se inició en julio 2015, con la pasada presidencia del licenciado Bernardo Vega, y continúa actualmente en la presidencia de la doctora Mu-Kien Sang Ben. El mismo fue concebido como una alianza interinstitucional entre la Academia Dominicana de la Historia –ADH– y el Instituto Tecnológico de Santo Domingo –INTEC–, con el patrocinio del señor Juan Bautista Vicini Lluberes, como parte de una serie de proyectos que éste auspicia para la  Academia, desde marzo del 2014 al presente.

El proyecto implicó crear un nuevo espacio web para la Academia Dominicana de la Historia, en una plataforma moderna y ágil, que pudiese albergar la biblioteca virtual a través de ‘Koha’, un software especial para contenidos académicos y bibliotecnológicos, que realiza búsquedas avanzadas e indexadas para los conocedores de la materia, y búsquedas generales para los interesados en conocerla; difundiendo la Historia Dominicana, y promoviendo diálogos con entidades pares de la Academia, que trascienden la geografía nacional y que la lleva a un escenario universal al instante.

Al momento, esta biblioteca virtual cuenta con más de 4,500 registros, con sus respectivas fichas técnicas y portadas, los cuales se han clasificado por autor, título, temáticas y otros campos, que permitirá navegar en estantería virtual. Los registros existentes de la misma se irán completando con su contenido digital a medida se realice la respectiva gestión de los Derechos de Autor de cada obra; cumpliendo, de esta manera, con las normas editoriales académicas y bibliotecnológicas, dentro del sistema tecnológico-digital, para un legado transparente, constante y sostenible en el tiempo.

Guillermo Julián, David Collado y Melba Segura de Grullon
A su vez, el proyecto se contempló bajo una doble matriz, ya que el nuevo espacio web de la Academia y la biblioteca virtual albergan la versión digital del tomo I de la obra Códice de la Historia General del Pueblo Dominicano, una edición especial que fusiona Historia y Arte al tamaño de los antiguos libros de escribas, y que se publicó el primero de junio del 2016, dentro de la alianza entre la Academia de la Historia y el señor Vicini.

Esta publicación fue digitalizada a su tamaño real y colocada en un visor, que además de leerlo en línea permite búsquedas, a fines que todos los interesados puedan acceder a una obra maestra, que fue concebida como un libro que hace justicia, simbólicamente con su tamaño, al valor y a la importancia de la Historia en nuestras vidas; pero, a la vez, con su digitalización se permite la multiplicidad de interpretaciones y lecturas de la Historia; incrementando las vías para la democratización del conocimiento y diversidad pensamientos y puntos de vista.

El proyecto de la biblioteca virtual fue ideado para que en un futuro la colección Códice de la Historia General del Pueblo Dominicano, en sus diferentes tomos, se transforme en una matriz orgánica, integrada y abierta que pueda tener toda su bibliografía, citada en página y general, híper-vinculada a las obras que se encontraran en la biblioteca virtual; interconectando y aumentando las fuentes a disposición de los lectores.

Al presente, el proyecto sigue su curso con la gestión de Derechos de Autor de las obras citadas en el tomo I de Códice, para tener acceso a poder digitalizarlas y posteriormente a la híper-vinculación entre éstas, para comenzar a ofrecer un andamiaje a nivel global. Para esta fase, ya cuenta con los derechos de las obras de Emilio Rodríguez Demorizi, cedidos por el Presidente de la Fundación Rodríguez Demorizi, el señor Alejandro Ruíz Rodríguez Demorizi, nieto del gran historiador Dominicano. También han cedido derechos de algunas obras el doctor Frank Moya Pons, la doctora Mu-Kien Sang Ben, el licenciado Bernardo Vega, el licenciado José Chez Checo y el licenciado Ramón Rafael Peralta.


En el acto la doctora Sang Ben, Presidenta de la Academia de la Historia Dominicana, destacó que este proyecto «se enmarca en el proceso de modernización institucional de la Academia y de llevar la Historia Dominicana a todos las ciudadanos, así como dinamizar el encuentro con la misma a través de seminarios, cursos, y talleres, entre otras actividades que la Academia está realizando».

Por su parte la doctora Arboleda, Directora de la Biblioteca del Intec, entidad asesora del proyecto, enfatizó que: «el proyecto lleva a la República Dominicana como país, a través de la Academia y la Historia Dominicana, a un diálogo internacional y a ponernos en un escenario global en las tendencias de digitalización, con estándares de primera clase».

Mientras que el Sr. Vicini, patrocinador y quien ideó el proyecto, expresó a los presentes que decidió acercarse a la Academia con este proyecto, «pensando, especialmente, en las generaciones de jóvenes. De cómo poder ofrecerles acceso a la formación y educación inmediata y práctica para conocer y estudiar la Historia Dominicana, desde voces autorizadas y de renombre como son los historiadores, académicos e intelectuales de nuestro país y también del extranjero; ya que conociendo nuestro pasado y los hechos acontecidos, podremos tener herramientas para la construcción de un mejor presente y futuro».

Este proyecto, además de ser uno de los referentes a nivel nacional en materia de digitalización, ha sido aceptado como proyecto que representará a la República Dominicana en el marco de la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecas e Instituciones –IFLA, por sus siglas en inglés–, que se realizará en Praga en el 2018, y el cual se presentará bajo los proyectos que cumplen con los estándares de sostenibilidad de las Naciones Unidas, en cuanto a la gestión y acceso al conocimiento.

El acto se realizó en un importante hotel de esta capital, ante una numerosa audiencia de intelectuales, académicos, instituciones educativas, sector privado y público, prensa y relacionados, en otros.

Para conocer el nuevo entorno de la Academia Dominicana de la Historia visite: www.academiadominicanahistoria.org.do

Academia Dominicana de la Historia

Fuente: Peridico El Caribe
Fecha: 01/07/2017

 

Una institución cuyo objetivo es fomentar el estudio y conocimiento de la historia dominicana y sus actores

Ubicada en la sede de La Casa de las Academias, la Academia Dominicana de la Historia, es una institución fundada el 16 de agosto de 1931, que tiene como objetivo fomentar el estudio y conocimiento de la historia dominicana, sus actores y protagonistas. La junta directiva de la entidad, desde su fundación, ha contado con la participación de connotados intelectuales, amantes de la historia, en cuyo currículo se pone de manifiesto su vinculación con la vida académica. Cada tres años es elegida una directiva de cinco miembros y la persona que alcanza la presidencia no puede optar por la reelección. La junta directiva actual está compuesta por Mu-Kien Adriana Sang Ben, quien la preside, Adriano Miguel Tejada, vicepresidente, Amadeo Modesto Julián Cedano, secretario, Manuel Antonio García Arévalo, tesorero y José Del Castillo Pichardo, vocal, asumió las riendas de la entidad en el año 2016 y estará al frente de la misma hasta 2019.

Durante 43 años la academia estuvo operando en la Capilla de la Soledad que está al lado de la Iglesia de las Mercedes. Es en el año 1992 cuando se instala en la Casa de las Academias. Actualmente la directiva está realizando esfuerzos para que se les devuelva el antiguo local para la realización de actividades solemnes, pues necesitan desahogo físico, en especial para la biblioteca, pues el espacio destinado al salón de actos, en lo adelante pasará a formar parte de la biblioteca, además, con el tiempo el espacio se ha ido reduciendo. Ya realizaron la solicitud formal a la autoridad correspondiente.

Para los miembros de la directiva, pertenecer a la academia les permite poner sus conocimientos al servicio del público, pero también aprender de los conocimientos de los demás. Generalmente un miembro sustituye a uno que haya fallecido, pero esto no se aplicó para todos, pues en un momento ingresaron otros miembros cuando se decidió ampliar la cantidad de ellos. Es decir, los sillones están representados por letras por eso, cuando se completaron las letras del alfabeto se elevó el número de miembros de la entidad.

Un crecimiento indetenible

La academia comenzó su proceso de crecimiento, durante la gestión como presidente de Julio Genaro Campillo Pérez, la cual se consolidó con Roberto Cassá. La actual directiva realiza seminarios en distintos puntos del país. Hasta la fecha, se han realizado tres, uno en Moca, sobre Horacio Vásquez, otro en La Vega que trataba sobre El Ferrocarril y el sábado 10 de junio realizamos un seminario sobre el tabaco, en Santiago. Explicaron que actualmente están trabajando en la realización de un seminario sobre el azúcar, que tendrá lugar en San Pedro de Macorís. Las puertas de la entidad se han abierto para la realización de cursos para aquellos que desean aprender Historia y para historiadores. “Recientemente realizamos un curso sobre investigación histórica, que superó todas nuestras expectativas. Ahora tenemos programado unos nuevos cursos, como el de Historia del Arte, para el cual contaremos con la profesora Consuelo Naranjo”, explica la presidenta de la institución, Mu-Kien Sang Ben.

Para formar parte de la academia

Su estructura está conformada por miembros de número y miembros correspondientes y colaboradores y patrocinadores. Los miembros correspondientes son 42. Los miembros de número son los que constituyen la asamblea, son los que tienen derecho a elegir y ser elegido.La categoría principal es miembro de número, después miembro correspondiente, es una categoría secundaria, que le permite a la persona, convertirse en miembro de número. Es decir, que primero debe ser miembro correspondiente. Hay correspondientes nacionales y correspondientes extranjeros. Cada miembro llega por méritos, deben tener perfiles que lo acrediten como académicos de la historia. Son los mismos requisitos que se toman en cuenta para los miembros de número. Para ser colaborador debe ser una persona que ama la historia y manifiesta su disposición a estar cerca de la institución. Esas personas son nombradas por la Junta Directiva, por un periodo de tres años, renovables. Los miembros correspondientes y los de número son electos por la asamblea, cuando se producen vacantes. La selección es ad-vitam o por renuncia. Adriano Miguel Tejada, vicepresidente de la institución explica que “Los académicos del numero son escogidos por áreas de estudios históricos”.

El equipo de trabajo

En la parte administrativa labora el encargado de las actividades, personal de apoyo, una administradora, un editor de libros, la directiva y los miembros de número. Quienes integran la Junta Directiva son personas con múltiples ocupaciones, pero esto no impide que trabajen con entusiasmo y responsabilidad en favor de la academia. “Los miembros de la directiva nos reunimos una vez al mes, pero yo vengo una o dos veces a la semana. Los miércoles le dedico el día entero a la academia y los miembros asisten también a las conferencias que tenemos cada miércoles”, explica Sang Ben.

José Del Castillo Pichardo: “para mí es un honor haber sido seleccionado para formar parte de esta institución, primero como miembro correspondiente y luego como miembro de número. Mis expectativas son que esta sea una institución de servicio, más abierta, más conectada con la sociedad”.

Manuel García Arévalo: “Tratamos de divulgar la historia nacional de tal manera que sirva para esclarecer dudas en algunos casos y que la gente tenga un claro concepto del pasado dominicano”.

Mu-Kien Sang Ben: “La idea es que la academia siga siendo un ente vivo que genere interés a gente que no sea estudiante”.

Amadeo Modesto Julián Cedano: “Nos permite estudiar el pasado con la finalidad de reformar el presente e impedir que el futuro tenga la tendencia que podría tener si no se toman medidas pertinentes”.

Adriano Miguel Tejada: “Que la academia se convierta en un ente más vivo, más apegado a la cultura actual que es más digital que impresa, es uno de los pasos más importantes de la academia y de lo cual yo me siento muy orgulloso, de formar parte del equipo que está trabajando en eso”.

Sede de diferentes instituciones

La Casa de las Academias, donde convergen la Academia Dominicana de la Historia, la de Medicina y de la Lengua, era la casa familiar del presidente Ulises Heureaux (Lilís). Es una construcción del siglo XIX, donde además funcionó la Receptoría General de Aduanas, fue la primera sede del Banco Central y después operó una oficina de Rentas Internas y también el Monte de Piedad. Luego quedó abandonada y Patrimonio Monumental asumió la remodelación de la edificación.

El área física está compuesta por la biblioteca, el salón de actos y el área administrativa. La biblioteca, gracias a un proyecto que auspicia la Fundación Vicini, se está digitalizando y será puesta al servicio del público. El salón de actos es un salón multiusos, donde se realizan conferencias, sesiones solemnes y puesta en circulación de libros.

Tema
Durante 43 años, la academia estuvo operando en la Capilla de la Soledad que está al lado de la Iglesia de las Mercedes”.

Academia Dominicana de la Historia dona al Archivo General colección rescatada en EE.UU.

Fuente: Acento Digital
Fecha: 2017

En un acto de colaboración interinstitucional, la Academia Dominicana de la Historia donó al Archivo General de la Nación una colección de documentos provenientes de los Archivos Nacionales y Administración de Documentos de los Estados Unidos, que ahora forma parte del patrimonio historiográfico y documental del país.

La presidente de la ADH, Mu-Kien Sang Ben entregó la documentación al director general del AGN, Roberto Cassá, en compañía del vicepresidente de la entidad Adriano Miguel Tejada y el ex presidente de la Academia, Bernardo Vega, ejecutor del proyecto, que contó con el patrocinio del empresario Juan Bautista Vicini Lluberes, como Miembro Protector de la ADH.

La colección entregada al AGN está compuesta de 189 discos compactos, copias fieles en soporte fotográfico, con más 134 mil documentos referentes a la República Dominicana, con información entre los años 1837 y 1959, un período vital en la formación de la Nación dominicana y que enriquecen el acervo documental nacional.

Roberto Cassá agradeció el esfuerzo de la Academia Dominicana de la Historia y el apoyo brindado por el empresario Juan B. Vicini Lluberes para que el país cuente con esta documentación a la mano y con ella la historia del casi dos siglos.

Mu-Kien Sang Ben destacó la importancia de la documentación encontrada en los fondos diplomáticos y consulares de los Estados Unidos e indicó que desde el inicio del proyecto determinaron que el destino final de la misma debería ser el AGN, lo cual corroboró Bernardo Vega, historiador y compilador de la colección, quien valoró que en adelante los investigadores no tendrán que ir a Washington a buscar esa valiosa información.

Adriano Miguel Tejada, por su lado aclaró que los documentos que no están incluidos, después de 1959, es porque no están aún digitalizados en Estados Unidos, aunque informó que sí están desclasificados y aseguró que la colección servirá para descubrir cómo veían los diplomáticos y el Estado norteamericano los procesos que se vivieron en el país y las reacciones internacionales a esos acontecimientos.

Proyecto de Rescate del Patrimonio Documental y Bibliográfico AGN / Academia Dominicana de la Historia

El proceso que seguirá esta donación será la revisión y descripción y tratamiento archivístico, de cada uno de los casi 135 mil documentos y colgarlos en la página web del AGN para que pueda ser consultada por todo aquel que así lo necesite y a más largo plazo la traducción de los papeles y edición de libros con ellos.

Acompañaron a Cassá la directora de Planificación y Desarrollo del AGN, Marisol Mesa León; José Vilchez, director de Materiales Especiales; Huáscar Frías, director de Teconología de la Información y Comunicación; Teodoro Viola, director de Descripción y Aquiles Castro, director de Referencias..

Esta cesión es ejemplo de colaboración interinstitucional y tiene por objetivo asegurar la preservación y valorización de los documentos en cuestión, así como facilitar su consulta por parte de los interesados.

El Archivo General de la Nación desarrolla en la actualidad un gran proyecto de rescate de patrimonio documental y bibliográfico, con el objetivo de resguardar la memoria histórica del país y divulgarla para beneficio de todos.

Conferencia : ¿Quiénes eran los ricos en la era de Trujillo?

Fuente: Periódico Diario Libre
Fecha: 2017

Con el propósito de determinar quiénes eran las personas más acaudaladas al final de la dictadura de Trujillo, sus nombres y lugares de residencia, para sobre la base de esa información analizar las características y antecedentes de esa clase pudiente, el historiador Bernardo Vega puso en circulación su nueva obra “Quiénes eran los ricos al final de la dictadura de Trujillo”.

La obra, de 286 páginas, fue prologada por el escritor Roberto Cassá y presentada durante la tradicional celebración de la tertulia que desarrolla la Academia Dominicana de la Historia junto a su membresía.

La obra fue presentada por Adriano Miguel Tejada, vicepresidente de la entidad histórica.

X